[AdlG] Ejercito cartaginés I: Creación de la lista

Buenos días generales!

Después de mi entrada sobre mi punto de vista del reglamento del Arte de la Guerra en general, ahora toca mostraros la lista que estoy montando para estrenar el juego. Aprovechando un par de ejércitos de DBA que tenia por casa (sin pintar), un ibero y un cartaginés, decidí usarlos como base para mi futuro ejercito del AdlG de Cartagineses durante la 2º Guerra Púnica (lista 55). Esa guerra donde Aníbal Barca puso de rodillas a una Republica Romana que iba ganando poder poco a poco fuera de la península itálica. Hace unos años me leí las novelas de Santiago Posteguillo sobre la vida de uno de los mejores generales romanos Escipión “el africano” donde durante toda la trilogía el máximo de éste es Aníbal, novelas muy muy recomendables. Desde entonces tenía la mosca detrás de la oreja para hacerme un ejercito de uno de los dos generales, pero al no tener un reglamento de la época que me llamara lo fui dejando pasar. Este verano con la aparición de la genial novela grafica Darkness over Cannae volví a ponerme en la piel de Aníbal. Sin embargo, ahora con la salida del Arte de la Guerra en castellano gracias a Quino y el equipo de Breaking War, se ha reanimado el rescoldo que había en mi interior y la llama del hype se ha fortalecido. Así que, rebuscando entre mis proyectos de DBA inconclusos descubrí mis primeros ejércitos de DBA sin pintar y decidí que Aníbal y sus generales debían volver a combatir en la Península Ibérica.

Darkness over Cannae, maravillosa novela gráfica de J. N. Dolfen

En este caso, la lista 55 permite montar ejércitos de Cartago muy diversos, ya que de dicha diversidad se nutría el ejercito de Aníbal, aglutinando a los enemigos de Roma en un ejercito cohesionado y “profesional”. He decidido que el ejercito este basado en las tropas cartaginesas en la Península Ibérica, con tropas tanto africanas como de la península. Aunque el Arte de la Guerra permite que uno de los cuerpos de ejércitos sea aliado, al mando de un general no fiable, he decidido que los tres generales sean cartagineses (aunque uno lo represente con miniaturas de hispanos) representando el núcleo duro de Aníbal en la península ibérica y las alianzas que fue forjando durante esta primera fase de la 2º Guerra Púnica. Eso sí, para caracterizar a los pueblos hispanos que se aliaron durante la guerra, la mayoría de los apoyos (tropa ligeras principalmente) serán hispanas.

Lanceros africanos en formación cerrada, ilustración de J. N. Dolfen

Usando la pagina de Little Army Designer es sencillo montar un ejercito rápidamente, tal y como explica Igcaspe en su entrada al blog de la semana pasada. Pensando la lista que iba a montar decidí crear un bloque duro con el primer cuerpo de ejercito centrado en lanceros africanos, apoyados por tropas ligeras de pantalla, en este caso honderos baleares e infantería ligera con jabalinas, ambas de elite y comandado por el general al mando (CiC) en este caso estratega (+2/+3).

La fiel infantería, ellos son los que ganan las guerras; ilustración de J. N. Dolfen

El segundo cuerpo esta concebido como el cuerpo de choque del ejercito, liderado por un general competente (+1) y basado en caballería pesada cartaginesa, junto a caballería hispana. Además, serán apoyados por caballería ligera con jabalinas. Su misión, dar guerra por uno de los flanco, para rodear al bloque central enemigo. Otra opción es tenerlos en marcha por el flanco, haciendo de su llegada una brutal sorpresa para el enemigo Risa

Aníbal durante la batalla de Cannae, ilustración de J. N. Dolfen

Finalmente el tercer cuerpo de ejercito e contiene algo que no debe faltar en ningún ejercito de Cartago en la península ibérica: !!elefantes!!. Este es el cuerpo “débil”, se puede usar para rehusar un flanco, o en un despliegue en profundidad ser el cuerpo en vanguardia del cuerpo de batalla. Todo será probarlo en batalla. Los elefantes van acompañados de scutarii hispanos (infantería media de impacto) e infantería ligera hispana con jabalinas. La mezcla de infantería ligera, media y elefantes debería dar problemas a un cuerpo enemigo, incluso a caballería (los elefantes causan pánico a los caballos XD )

Elefantes, no hay nada más característico de las aventuras de los cartagineses en Europa

Bueno, después de soltaros todo este rollo, la lista queda como sigue:

1º Cuerpo: General estratega_CiC (+2/+3)

6 Lanceros pesados africanos_HI (48 puntos)

4 Honderos baleares_LI elite (20 puntos)

2 LI hispana con jabalina_elite (10 puntos)

2º Cuerpo: General competente (+1)

4 Caballería media hispana (28 puntos)

2 Caballería pesada púnica_élite (22 puntos)

2 Caballería media hispana con jabalina (28 puntos)

3º Cuerpo: General competente (+1)

2 Scutarii hispanos_MI de impacto (26 puntos)

2 LI hispana con jabalina (8 puntos)

2 Elefantes africanos_mediocres (20 puntos)

Lista cartagineses

Desde mi punto de vista es una lista interesante y puede que hasta dura. Un total de 26 unidades, con un bloque resistente con 4 puntos de cohesión cada una de las 6 placas, junto con un cuerpo de ejercito de choque con 8 placas de caballería. Desando estoy de probarlos en el campo de batalla, a ver como realmente funcionan.

Espero que os haya gustado, espero que la siguiente entrada sea ya de pintura de este ejercito XD

P.D: Hoy he recibido el pedido que realicé a Wargames Bilbao, rápido, en perfecto estado y con un trato excelente. Como de costumbre un placer hacer negocios con Jesús.

Anuncios

Rutilohistoria

Hoy voy a saltarme las reglas de protocolo autoimpuestas y sin que sirva de precedente, hago doble posteo el día de hoy. No es que nos hayamos vuelto locos (que si), ni que no respetemos nuestras propias directrices (que también), si no que hoy, lamentablemente, nuestro rutilo galeno cumple un año de conata persistencia entre nosotros, algo que nos hace sentir muy desdichados y furibundos por la animadversión que nos genera, y aunque intentamos de todas formas corregir este percance no hay tutia (minipunto para el que haya estado atento en clase).

Creo que me estoy excediendo demasiado en la introducción y no llego a separar el grano de la paja, y es que esta entrada no es sino para hacer una pequeña reseña sobre algunos personajes históricos cuyo cabello fue besado por las llamas (motivo por el que deberían haber sido arrojados desde lo más alto de la roca Tarpeya).

Boudica (? – 61 d.C.)

Boudica es descrita por Dión Casio como una mujer alta, de voz áspera y mirada feroz cuyo rojo cabello se prolongaba hasta la cadera, con una larga túnica de muchos colores, un manto grueso grueso ajustado con un broche de oro y que siempre portaba un grueso collar de oro como símbolo de su nobleza. De ella cuentan que destacaba por la armadura remachada de oro que siempre portaba. Según Dión Casio “siempre que hablaba, sostenía una lanza con la mano para aterrorizar a cualquiera que la contemplase”.

Boudica fue una reina guerrera de los icenos que acaudilló a varias tribus britanas, incluyendo a sus vecinos los trinovantes, durante el mayor levantamiento contra la ocupación romana entre los años 60 y 61 d. C. De acuerdo con Tácito, los romanos azotaron a Boudica y violaron a sus dos hijas, debido a la deuda heredada por ella y sus súbditos tras la muerte de su padre, lo que desató la furia incontenible de la reina. Tras el saqueo de Camulodunum y Londinum, sus pretensiones chocaron contra los muros de las legiones romanas en la batalla de Watling Street a pesar de su superioridad de 5 a 1. Boudica consiguió escapar con algunos de sus leales. Unos dicen que Suetolio Paulino, comandante que lidero a las legiones que acabaron con la revuelta, acabo apresandola y que murió en una celda victima de las heridas de guerra y la enfermedad, otros en cambio aseguran que escapo a sus territorios ancestrales y que una vez allí decidió poner fin a su vida con la ingesta de veneno junto con sus hijas. Tácito y Casio cuentas que su entierro fue descomunal bajo el amparo de sus guerreros más leales y que su tumba aún sigue ignota.

                                                                                                                                                                                                                              Con ese genio no hace falta preguntarse quién llevaba los pantalones en casa

Federico I de Hohenstaufen (1122 – 1190 d.C.)

El más conocido como Federico I Barbarroja fue desde1147 duque de Suabia con el nombre de Federico III, desde 1152 Rey de los Romanos y a partir de 1155 emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, suponiendo el mayor apogeo de este durante su reinado. Fue responsable de afianzar el poder imperial tanto dentro de Alemania como en el norte de Italia, cuyas ciudades-estado se habían hecho independientes de facto, a lo largo de cinco campañas.

Podría divagar mucho entre todos lo atado y desatado por Federico durante sus campañas, políticas y militares, en Europa, pero si algo siempre me llamo la atención de este personaje fueron sus “Hazañas” en las cruzadas. En 1189 Federico partió, junto con Felipe II de Francia y Ricardo I de Inglaterra, a la Tercera Cruzada. Además, Federico había desafiado en una carta a Saladino a una justa entre los dos y había propuesto el 1 de Noviembre de 1189 como fecha. Tras dos batallas exitosas contra los musulmanes, llegó la mayor “hazaña” a mi parecer de nuestro querido Barbarroja. Unos cuentas que , acalorado tras cabalgar, quiso refrescarse con un baño; otros relatan que fue tirado de la silla por el caballo que montaba dando a parar con sus huesos en el agua helada de un rio que viene de las montañas. Sea como fuere, debido al peso de la armadura que no se había quitado antes del baño, o a un infarto debido al choque térmico por la gélida agua, Barbarroja murió en el río Saleph en Anatolia en junio de 1190, antes de que pudiera encontrarse con Saladino.

Manolete, si no sabes torear pa’ que te metes.

Lady Godiva (Principios del siglo XI)

El último personaje que os traigo no es tan importante como los anteriores, no tuvo bajo su mando miles de guerreros, ni blandió una espada, ni se enumeran cientos de batallas entre sus victorias, pero que sin embargo en mi opinión, también mostro ser digna de su nobleza, a pesar de ser pelirroja, y es que algo extraordinario tuvo lugar un día de mercado en el pueblo de Conventry, en las tierras de la pérfida Albion, que tuvo como protagonista a esta bella dama, según atestiguaron por escrito dos monjes.

Lady Godiva era una dama anglosajona casada con Leofric, conde de Chester, de Mercia y señor de Coventry. Viendo como la ambición se apoderaba de su marido y estrujaba a sus súbditos a base de impuestos, le suplico que los rebajara. El conde accedió solo a cambio de que ella recorriese Coventry a caballo sin más vestidura que sus cabellos, seguro que estaba el de que su pudorosa y modesta esposa no osaría a tamaña acción. Sin embargo, esto no amedrento a la dama y tras acordar con sus vecinos que éstos se encerrarían en sus casas para no perturbarla en su desnudez, el día elegido Lady Godiva se paseó desnuda por el pueblo, montada en su caballo, mientras todos los vecinos de Coventry permanecían en sus casas encerrados y con las ventanas cerradas, todo menos uno, un sastre conocido más tarde como Peeping Tom, el que cual sería el origen del mito del miron, y que quedo ciego tras observar a su señora a través de un agujero en una persiana.

¿Quien no querría ver pasear a nuestro colorado en la misma situación?… Yo no.

Os dejo ya, que poco a poco me voy alargando y no he venido aquí a aburrir a nadie, solo a recordarle a nuestro bermejo que le estamos vigilando y que cada año que pasa su fin esta más cerca Guiño.

L’Art de la Guerre. Impresiones tras la lectura

Buenos días generales!

Tras la primera lectura del reglamento voy a realizar una pequeña reseña/critica sobre el mismo. Lo primero decir que cuando los Chichimecas decidimos apostar por este reglamento, yo personalmente no lo tenia muy claro, ya que andaba un poco desconectado de juegos de los periodos antiguo y medieval. Sin embargo, mientras lo iba leyendo note como las ganas de jugar iban poco a poco creciendo dentro de mi. Así que, puedo decir sin lugar a dudas que este reglamento ha hecho que vuelva a interesarme en este periodo de la Historia que tanto me gusta.

Edición y Traducción

Lo primero que llama la atención del libro es la cuidada maquetación y el mimo con el que ha sido realizado por el equipo de Breaking War. Es un libro que dan ganas de cuidarlo en extremo, e imagino que poco saldrá de casa una vez que hayamos cogido rodaje con el mismo, para mantenerlo lo más cuidado posible. Desde mi punto de vista no me hubiera importado pagar un poco más y que fuera en tapa dura, aunque imagino que se iría a casi 50€, lo cual sería un precio más difícil de asumir sin saber si te va gustar o no el reglamento. Por lo tanto no me queda más que dar la enhorabuena  a Quino y su equipo.

Preciosa portada del reglamento con una ilustración de la batalla de Hastings realizada por Tom Lovell

Por otro lado, respecto a la traducción no me ha llamado nada la atención de forma negativa, excepto la forma de llamar al carro de guerra o WWg, que se arman de vez en cuando un pequeño lio, aunque esto puede que venga de la edición en francés. Pero por otra parte veo un trabajo muy profesional y muy serio, y más en el poco tiempo que han tardado en realizar la traducción y el maquetado. Así que, sin leer las versiones en ingles o francés, otro punto donde hay que felicitar al equipo de Breaking War.

Si que hay que mencionar el que, desde mi punto de vista, es el pequeño punto negativo de la edición en español: los pequeños gazapos y errores de maquetación de la edición. Como ya comento Igcaspe, estos van desde cambios de tamaño de letra en títulos y/o subtítulos a pequeños gazapos de letras cambiadas o espacios de más. Imagino que estos fallos se deben a la velocidad record con la cual han sacado esta edición, y por tanto le ha faltado una lectura extra del manual. Pequeño tirón de orejas al equipo de Breaking War.

Juego

Sin haberlo probado en la mesa de juego la critica va a ser corta. Desde mi punto de vista el autor ha cogido cosas de juegos que le gustaban (DBM, DBMM, FoG) y los ha mezclado y mejorado. Me gusta principalmente que se puedan reutilizar las placas de DBA ya que permite reciclar ejércitos de uno de mis sistemas favoritos de juego. Eso, si el hecho de tener que doblar la profundidad de las placas de MI y HI hacen que para los ejércitos de DBA basados en infantería haya que realizar más trabajo (más minis que añadir a la cola de pintura) para obtener un ejercito de AdlG. Por otro lado, jugar a 200 puntos supone menos placas y por tanto menos tiempo que una partida estándar de FoG, por lo tanto yo creo que los jugadores de FoG estarán de enhorabuena XD

Picas, picas everywhere. . .

Por otra parte, me encanta que de las 240 pags. del reglamento, sean aproximadamente 75 pags. sean de reglas y el resto de listas de ejércitos. Hace que el las reglas no sean demasiado aburridas de leer y con un par de días de lectura lo tengas más o menos asimilado, más si has jugado alguno de los juegos de los que bebe. Lo más destacable las reglas es como afronta el desgaste de batalla de cada unidad, que va afectando a su cohesión hasta que se desbanda y es destruida. Desde mi punto de vista de no-historiador me gusta y creo que simula bastante bien como seria el aguante de cada tipo de unidad en el campo de batalla. De las fases de juego no puedo opinar mucho ya que aun no he jugado, por lo tanto eso queda pendiente para una entrada más adelante, con el juego más testeado por mi parte.

Otra cosa que me gusta mucho es la colocación de escenografía, que hace que se vayan a ver mesas muy diferentes y muy interesantes y no solo las típicas planicies para la caballería apisonadora o los mil y un patatares para el disfrute de la infantería ligera.

Chapa, mucha chapa contra flechas, ¿quien ganará?

Por otro lado, uno de los fallos que le veo al reglamento es la fase de despliegue. Pone en la Pag. 69 que hay que realizar un plan de batalla una vez se ha colocado la escenografía. En él, hay que indicar la posición relativa de cada cuerpo de ejercito, si hay un cuerpo que realiza una marcha por el flanco o tropas en emboscada (y en que parte se hace la emboscada). En esa misma pagina se pone un ejemplo de un despliegue en el cual los cuerpos de ejercito se despliegan en centro, ala derecha y ala izquierda. Es el único sitio que se hace mención a este tipo de despliegue, pero parece ser que se ha cogido por norma en Francia, aunque el reglamento no prohíbe otro tipo de despliegue. Por otro lado, en la pagina 71 solo pone que a la hora del despliegue:

“ Es muy importante entender que sólo la posición relativa de cada cuerpo en relación a los otros debe ser respetada. Por ejemplo, esto no impide a un jugador colocar toso su ejercito en la mitad derecha o izquierda de la mesa, siempre que todos los cuerpos estén desplegados en la misma posición relativa como se indicó en su plan de batalla”.

Yo creo que este matiz es muy importante, ya que permite otro tipo de despliegues y no solo el escrito como ejemplo en el reglamento. De esta forma, yo con mi ejercito de Cartagineses (lista 55, prometo entrada de la composición exacta de las tropas que voy a usar). Podría desplegar un cuerpo de ejercito en vanguardia con tropas ligeras y los elefantes, seguidos en una segunda línea de lanceros libios para que estos lleguen al combate cuando los elefantes y las tropas ligeras han tocado a la línea enemiga. Despliegue este, imposible si solo puedo desplegar ala izquierda, centro y ala derecha.

Anibal, el peor enemigo de la Republica romana

Cambiando de tercio, respecto a las listas de ejercito, estas están clasificadas en 7 grandes grupos: Edad de los Carros, Período Clásico, Período Romano, Edad Oscura, Alta Edad Media (feudal), Baja Edad Media y América. Desde el 3000 a.C. hasta aproximadamente el 1500 d.C. Un total de 283 listas de ejercito, con bastantes opciones de tropa dentro de cada lista, y con una pequeña reseña histórica al principio de cada lista. Además incluye el tipo de terreno en que luchaba cada ejercito (fundamental a la hora de colocar la escenografía en la mesa), junto a los puntos de mando (de los cuales depende la calidad de los generales del ejercito) y si un gran general o estratega al mando y en que periodo de tiempo. Desde mi punto de vista, son muchas opciones y muy variadas, y ya estoy mirando formas de reconvertir mis ejércitos de DBA para usarlo en el AdlG.

Y hasta aquí mis impresiones tras la primera lectura del reglamento. Espero poder estrenarlo en los campos de batalla durante estas vacaciones de Navidad y realizar un informe de batalla donde dar mis puntos de vista sobre el reglamento.

Un saludo

El anecdotario de Condotierro

¡Buenas amigos!

Sin que sirva de precedente voy a cumplir lo de los quince días de publicación y hoy os presentaré de donde viene la expresión “no hay tutía”

Para conocerla, debemos retrotraernos al año 711 d.C, año en que los musulmanes expanden su imperio a la península ibérica que estaba en mano de los visigodos.

visigodos

Que no os engañen, estas fotos son cuando los historiadores queremos descargar el rollazo que os vamos a meter 😀

Los musulmanes de esta época poseían unos conocimientos muy avanzados sobre muchos campos: agricultura, astronomía, matemáticas y también medicina. Tutía (en origen tūtiyā(‘) según la RAE) hace referencia a un ungüento que en principio servía para tratar enfermedades oculares pero que con el paso del tiempo paso a creer que curaba todo, se convirtió en una panacea.

Y es con esta última acepción con la que nace el refran, haciendo referencia que si la panacea no lo curaba, nada lo hará. Por eso decimos la frase cuando no hay nada que podamos hacer para conseguir algo.

¡Hasta la próxima!

 

Haciendo listas de AdlG

Buenas!

El artículo de hoy también va sobre l’Art de la Guerre, y vamos a hablar sobre listas y sobre la preparación de estas. No soy un experto en el juego, por lo que no sé que tipo de tropa está más rota o qué ejércitos son mejores que los demás, así que voy a hacer una lista de ejército de algo que me guste.

Para empezar, vamos a utilizar un programa que está tanto en inglés como en francés (y quien sabe si lo veremos pronto en español) llamado Little Army Designer, el cual está diseñado para AdlG y nos permite hacer las listas de forma más rápida y sencilla. Ya que el formato de juego estándar es a 200 puntos, el creador ha hecho que venga autorrellenado a esa cantidad, así que no será necesario modificarlo.

La primera casilla a rellenar es “Army”, donde pondremos el código del ejército a rellenar. En mi caso voy a hacer un Italian Condotta de Venecia, que tiene el código 224.

Ahora seleccionaremos a los generales de los 3 cuerpos de ejército, ya que a estos puntos es a lo que se juega. En mi caso y pese a poder poner un general estratega, decido ser ahorrador y coloco un general brillante y dos competentes.

Las listas tienen un máximo y un mínimo de tropas. En la mayoría el mínimo será 0, pero habrá algunas tropas que eran reclutadas de forma constante y que tienen un mínimo. En el caso de la lista italiana nos obliga a llevar 4 caballeros pesados, bien a pie o a caballo y al menos un ballestero a caballo. Además por ser venecianos hemos de llevar al menos 2 stradiots.

Una vez sabidos los mínimos, me decido a repartir los mandos en 3: Uno estático que conformará la línea de combate y tendrá caballeros a pie, lanceros y algo de disparo; un segundo con los caballeros y las ligeras para la movilidad; y un tercero que sirva o bien como reserva o bien como apoyo semi-móvil.

Para el primer mando incluiremos 2 caballeros a pie, dos picas y una placas de lanceros mediocres como centro. A esto le añadiremos o bien 2 arcos largos ingleses o algo de infantería ligera (yo soy más partidario de lo segundo). Aprovechamos que la infantería ligera con arcabuz puede ser élite y metemos 3 de ellos (2 de la lista veneciana y una de la lista general).

Para el segundo mando vamos a usar al general brillante, y será nuestro martillo. Para ello metemos 3 caballeros a caballo y 4 stradiot de élite. Como hemos de meter también la caballería con ballesta aprovechamos para incluirla aquí.

Nuestro tercer mando será el apoyo móvil que funcionará de engranaje entre un mando y otro. Aquí he metido 2 alabarderos, dos de infantería ligera con ballesta y dos arcos largos ingleses.

Por tanto la lista nos quedaría así:

Cuerpo I: General competente
2 Piqueros
2 Caballeros a pie
2 Lanceros pesados, mediocre
3 Infantería ligera con arma de fuego, elite

Cuerpo II: General brillante
3 Caballeros pesados, impacto
1 Caballería ligera con ballesta
4 Caballería ligera con jabalina, élite

Cuerpo III: General competente
2 Infantería media, Arma a dos manos
2 Infantería ligera con ballesta
2 Arcos largos con estacas, élite.

Lista

Creo que es una lista interesante y que es dura de roer. El punto débil que le veo es la falta de unidades, ya que 22 me parecen pocas, pero creo que se compensa con la calidad de las que hay.

Espero comentarios de las listas, un saludo!

L’Art de la Guerre: Primeras Impresiones

Buenas!

Hace unos días recibimos el reglamento “L’Art de la Guerre” traducido por Breaking War y nos hemos propuesto hacer una pequeña reseña de lo que nos ha parecido el reglamento a cada uno.

En mi caso he tenido la suerte de que mi periodo histórico favorito es la Edad Antigua, por lo que un reglamento que trate sobre ella siempre es bienvenido en mi casa. Así que en cuanto llegó y tras dos leídas (una superficial y otra algo más concienzuda) me dispongo a hacer estas primeras impresiones, en las que pretendo ser extremadamente crítico con el juego.

¿Qué tiene de… parecido?

Lo primero es ver en qué se parece este reglamento a otros. Cuando un amigo me preguntó a qué me recordaba el reglamento lo describí así: “Mezclas un poquito de DBx, un poquito de FoG y algo de orujo casero, agitas bien y lo tienes”, y creo que es la mejor definición que se le puede hacer al reglamento.

Indudablemente tiene referencias sacadas de DBA y DBM, y otras de FoG, pero no en vano estos han sido referentes de juego en el periodo durante muchos años y la mayoría de juegos han utilizado mecánicas similares, simplemente porque funcionan bien y permiten una mejor adaptación.

Los combates se resuelven mediante el uso de marcadores, por lo que todos los jugadores de DBx que criticaron a FoG por el uso excesivo de marcadores deben estar de luto tras leer este nuevo reglamento Guiño

La ventaja fundamental de AdlG es que simplifica muy correctamente todas las cosas que se nos hacían algo largas del FoG, como la resolución de combates y las maniobras, aunque a 300 puntos las partidas serán prácticamente igual de largas por el número de placas a gestionar.

Otra cosa que me ha gustado muchísimo (y no puedo hacer suficiente énfasis en esto) es como ha resuelto los superior/inferior en este reglamento. Me parece una solución excelente.

IMGP2883

“Madaxeman y el reglamento de los marcadores”, en los mejores cines tableros

¿Qué tiene de… bueno?

Aquí voy a poner dos cosas, ya que creo que muchas de las cosas positivas están en la lista de arriba (siempre me ha gustado y me siguen gustando los juegos DBx y FoG…).

La primera es la escalabilidad del juego. Sin haberlo testeado aún en mesa se ve que el juego está diseñado para ser jugado a 200 puntos, pero sin embargo parece muy jugable tanto a 100 como a 300. Ese margen permite, en el marco de un torneo o campaña, jugar partidas a diferente puntaje. Y eso me gusta mucho.

La segunda es la gestión de los mandos. Tanto para configurar la lista como para utilizar el mando en partida, AdlG propone una fórmula que se aleja del formato DBx y del formato FoG y nos permite una gestión más correcta del mando dependiendo de la lista a utilizar (no podrás tener el mismo número de buenos generales galos que romanos, por ejemplo). La utilización de los mandos en partida está por probar, pero también creo que es muy buena (y con mucha inspiración de FoG…).

P3101471

Deberías tomarte un descanso aquí antes de seguir leyendo Sonrisa

¿Qué tiene de… malo?

Esta sección la voy a dividir en 2 partes: Juego y traducción.

Juego

Lo peor del reglamento sin duda es su redacción. Intentando dejar las cosas claras, en ocasiones las hace complicadas. Como ejemplo tenemos el sistema de apoyos en combate, que es igual a DBA y sin embargo el autor lo explica en un espacio muy superior al que Barker necesitó para ese reglamento. El mayor exponente de esto, para mí, es la sección de generales, la cual tiene una explicación demasiado farragosa para explicar cosas que son muy sencillas una vez las has entendido.

Otra de las cosas que no me gustan es la inexistencia de un capítulo dedicado a la moral. En cada subapartado del libro (combate, movimiento…) se va explicando como se funciona la moral, pero no hay una pequeña sección de dos páginas que lo agrupe todo y explique cómo se organiza la moral por mandos y la rotura del ejército. En este capítulo es importante añadir que en el reglamento se penaliza igual la muerte de un general aliado que la de un general propio (¡y diría que incluso el CinC!), cosa que simplemente no entiendo.

En tercer lugar queda la tabla de tropas, que no me gusta nada en absoluto. No entiendo como un reglamento de 76 páginas utiliza sólo una para la tabla de tropas. En una hoja resume armaduras, cohesión, factores de combate y modificadores. Yo mismo no sabría como hacerlo mejor, pero ya os aseguro que no lo habría hecho así y hubiese dedicado al menos dos tablas a explicarlo bien, máxime cuando la tabla que se usa es la misma que aparece en las hojas de referencia, al estar exprimida al máximo.

Por último, me falta un resumen de como va cada fase al final del capítulo correspondiente. Seguramente será porque estoy muy mal acostumbrado por otros reglamentos, pero si al final de la fase de disparo o combate hubiese puesto un pequeño cuadro resumen del orden de la fase iría de perlas de cara a jugar sin dejarte cosas por el camino.

Traducción

Lo primero de todo, aunque esté dentro del grupo de cosas malas, es felicitar al equipo de Breaking War, liderado por Quino. Habéis hecho un trabajo excelente y más teniendo en cuenta el tiempo en el que lo habéis hecho, y por tanto tenéis motivos para estar muy orgullosos de vuestro trabajo. Si está en esta sección no es porque la traducción sea mala, sino porque estamos aquí para criticar. En conjunto la traducción es muy buena, y a falta de comprobar el original y la traducción inglesa, aventuro que será como mínimo igual de buena que esas ediciones.

La única gran queja es la existencia de erratas. Sé que me diréis que todos los libros tienen erratas, pero a mí sigue sin valerme. He pagado X€ por un material y lo quiero perfecto, por tanto cada errata que encuentro (y llevo varias) me fastidia muchísimo porque dan sensación de un trabajo menos profesional de lo que realmente es. Siempre me ha fastidiado tener que andar con una hoja de erratas y por eso no suelo comprar traducciones, pero este reglamento las tiene hasta en la edición francesa, y por tanto nos ha sido imposible escapar a ellas. Una pena Triste

Además, a los que tenemos ciertas manías nos molesta mucho a la vista ver algunos errores de maquetación (como las diferencias de tamaño en los subtítulos en algunas secciones), los cuales también le quitan ese aspecto profesional cojonudo que tiene cuando miras el reglamento.

glad4

¿Qué pasa con… el terreno?

Como a todos los jugadores de wargames, la colocación de terreno me preocupa bastante. Creo que un buen reglamento empieza por resolver esta fase de manera consistente y AdlG lo hace. Principalmente porque es igual a FoG (o prácticamente igual, que llevo 2 años sin jugar) y ese reglamento tenía la que, para mí, era la mejor forma de poner el terreno.

¿Qué pasa con… los chichimecas?

Lo primero que hice nada más tener el reglamento en mis manos fue ir a ver las listas de mesoamericanos. No estoy de acuerdo con algunas clasificaciones y máximos/mínimos de tropas pero creo que para el espacio que les dedica están bastante bien. Le pongo un 7 que pasa a 8’5 por la facilidad para encontrar las listas de uno y otro periodo gracias al uso de colores (gracias, gracias, gracias Hervé Risa).

¿Entonces, qué hago con mi dinero?

Si estás leyendo este blog probablemente hayas comprado el reglamento porque, como nosotros, no tienes mesura y cada nuevo proyecto que aparece te atrae. Si no tienes el reglamento, lo veo firme candidato a convertirse en uno de los juegos de referencia en escala 15mm para periodo de antigüedad/medievo, por lo que si eres un fan de esta escala y periodo deberías comprarlo.

Y si no, también.

Espero que os haya servido de algo mi pequeña (aunque larga) opinión, pero lo cierto es que estoy muy contento con la compra y estoy deseando probar el reglamento en mesa Sonrisa

Tipos de Gladiadores (II) y pequeña Review de RSBS

Buenas!

En esta segunda parte os traigo al murmillo y al provocator, los “dos últimos tipos de gladiadores” que utilizaremos en estas partidas de Red Sand Blue Sky.

Murmillo

Soldado equipado “a la romana” (esto no quiere decir rebozado…): Scutum, brazalete en el brazo derecho y greba en la pierna izquierda. Su armamento era un gladius. Lo más característico de estos gladiadores era la cresta de pez que tenían en el casco.

Como véis, la figura no tiene brazalete, greba o pez en el casco. Igual que en el capítulo anterior, tras mirar varias marcas de figuras esta encajaba como murmillo, ya que parte de las figuras que hay no llevan protección alguna salvo escudo y el casco. Como hemos visto antes, sus oponentes principales eran el Hoplomachus y el Thraex, por lo que el primer combate que veremos será entre ellos.

Provocator

Este gladiador abría frecuentemente los combates vespertinos. Armado con una gladius y bien protegido: Grebas, manica en el brazo derecho y un escudo redondo y rematado con un borde de hierro. El casco en origen era similar al de otros gladiadores (como el de la figura) pero que posteriormente pasa a ser un casco redondo con doble visera (para evitar que la red del retiarius se enganchara).

El reglamento: Red Sand Blue Sky

El juego representa combates entre varios gladiadores (2 o más), y se juega con D10 (4 mínimo, aunque 4 por cada gladiador es lo mejor). Las primeras 9 hojas son la pre-partida, explicándote de forma parecida al Five Parsecs from Home como preparar el encuentro (donde se luchará, contra qué oponente, como se armaba cada gladiador…).

Una vez en combate, cada gladiador tiene una reserva de dados que va “quemando” en las diferentes acciones (mover, atacar, tirar arena a los ojos, recibir una herida herido…), y que recupera descansando un momento.

Lo más importante del juego es el baile del combate, donde es tan importante elegir bien el momento cuando atacas, descansas, fintas, golpeas con el escudo o intentas atacar desde el flanco. Manejar bien estos combates es importante, ya que cuando termina la reserva de dados el combatiente está demasiado cansado para seguir con la pelea.

Esta es una de las maneras de terminar, siendo las otras dos la muerte (bien por un golpe, bien tras denegar la clemencia) y la vida (bien por vencer, bien por conseguir clemencia).

En no muchos días, un reportaje pequeñito 🙂