El anecdotario de Condotierro

Muy buenas queridos lectores, he decidido empezar una nueva sección que pretendo sea quincenal (en el chichimec team nos tomamos muy en serio eso de que el tiempo es relativo….) donde me gustaría hablaros del origen de muchas expresiones y frases hechas que usamos en el día a día. Sin mas dilación hoy nos toca hablar de la expresión…

TOCAR MADERA

Corría el siglo XI y en Oriente Próximo muchos caballeros acudían pertrechados con su imponente armadura (algún día hablaremos de la “genialidad militar” que esto supuso…) a combatir el islam y recuperar los lugares santos.

partes-armadura

Esta armadura, te hacía prácticamente invulnerable excepto por ciertos huecos como el que existía en la axila. Antes de entrar en combate, era costumbre recibir la bendición y santiguarse, gesto que como podemos imaginar hace levantar el brazo y dejar visible la parte sin armadura. Este momento era aprovechado por el enemigo para asaetear a los caballeros y muchos morían antes del combate. Por ello, una bula papal les permitió que dar tres golpes sobre el arzón de la silla de montar (el arzón es la protuberancia que sale delante de la silla) equivaliera a santiguarse.

images

El arzón es la protuberancia que encontramos al inicio y el final de la silla.

Y por eso amigos míos, se ha quedado en nuestra ingeniería colectiva como sinónimo de buena suerte.

Anuncios

Un pensamiento en “El anecdotario de Condotierro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s