El anecdotario de Condotierro

¡Buenas amigos!

Sin que sirva de precedente voy a cumplir lo de los quince días de publicación y hoy os presentaré de donde viene la expresión “no hay tutía”

Para conocerla, debemos retrotraernos al año 711 d.C, año en que los musulmanes expanden su imperio a la península ibérica que estaba en mano de los visigodos.

visigodos

Que no os engañen, estas fotos son cuando los historiadores queremos descargar el rollazo que os vamos a meter 😀

Los musulmanes de esta época poseían unos conocimientos muy avanzados sobre muchos campos: agricultura, astronomía, matemáticas y también medicina. Tutía (en origen tūtiyā(‘) según la RAE) hace referencia a un ungüento que en principio servía para tratar enfermedades oculares pero que con el paso del tiempo paso a creer que curaba todo, se convirtió en una panacea.

Y es con esta última acepción con la que nace el refran, haciendo referencia que si la panacea no lo curaba, nada lo hará. Por eso decimos la frase cuando no hay nada que podamos hacer para conseguir algo.

¡Hasta la próxima!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s